Alania & Arquitectura

Alania escribe de Arquitectura

[1952] La inauguración del Edificio de la Facultad de Medicina

leave a comment »

Publicado el 1º de febrero de 1952 en el Diario de Yucatán

Torrente

Facultad de Medicina - Fotografía: Torrente

Ayer en la mañana, como estaba dispuesto, fué inaugurado el nuevo edificio de la Facultad de Medicina, ubicado frente al Hospital O’Horán.

La ceremonia de inauguración fué presidida por los Sres. Nazario Ortiz Garza, secretario de Agricultura y Ganadería; Lic. Humberto Esquivel Medina y Tomás Marentes Miranda, gobernador interino y electo, respectivamente; Dr. Augusto Castellanos González, representante de la Universidad de la Habana; Dr. Eduardo Urzáiz Rodríguez, rector de la Universidad Nacional del Sureste; Gral. Conrado Salido Muñoz comandante de la 32 a. Zona Militar; Dr. Pedro Cámara Milán, diretor de la Facultad de Medicina; Gral. Paz Faz Riza y diputado federal Evelio González Treviño. Además asisitieron numerosos funcionarios locales, médicos y estudiantes de Medicina.

Después de un breve recorrido, en que el Sr. Ortiz Garza vistió los múltiples departamentos de los dos pisos del edificio, acompañado por los Sres. Lic. Esquivel Medina y Marentes Miranda y una larga comitiva, el alto funcionario visitante descubrió una placa alusiva a la inauguración, en el piso bajo, que reza:

Este edificio destinado a la Facultad de Medicina y Cirugía fué construido bajo el Gobierno Constitucional del profesor José González Beytia, 1946-1952, e inaugurado el día 31 de enero del último año citado por el Gobernador Interino del Estado, Lic. Humberto Esquivel Medina.

El acto fue rubricado con aplausos.

En el salón respectivo había una exposición anatómica de treápanos del mastoides, presentada por el joven especialista Dr. Fernando Torre Gamboa, con la muestra de todos los tiempos operatorios, en piezas anatómicas originales.

Después de la ceremonia de inauguración, la concurrencia se trasladó a la Sala de Conferencias, donde el rector de la Universidad leyó un discurso, en que recordó que hace 36 años, el general Salvador Alvarado colocó la primera piedra para la construcción de un edificio propio para la Facultad de Medicina, con el criterio que era necesario fomentar la educación superior. Por cuestiones políticas e incompetencias económicas de los gobiernos, el proyecto apenas germinó en cuatro paredones antiestéticos, que fueron, con el tiempo, madriguera de toda suerte de alimañas y terreno propicio para la maleza. No fué sino hasta hace pocos años, cuando en una cena que un grupo de médicos ofrecía al Profr. González Beytia, a la sazón gobernador electo, éste ofreció construir la citada escuela, y por el aumento del número de alumnos, hubo que hacer un nuevo proyecto, demoler los paredones y levantar el moderno edificio en proporciones más dilatadas. El discursasnte subrayó que la obra no está terminada y que falta algo muy importante, un presupuesto suficiente para hacer funcionar las dependencias de la Facultad, a fin de que no se convierta en un “elefante blanco”.

Por último, dijo que si el nuevo gobernador dota a la Escuela de Medicina de todo lo necesario para comenzar a funcionar, se hará acreedor a la gratitud de todos los profesores de la misma y de los estudiantes en general.

A continuación, como último número del programa, leyó un interesante discurso suyo el Dr. Castellanos González. El distinguido pediatra cubano agradeció, a nombre del rector de la Universidad de La Habana, Dr. Clemente Inclán; del decano de los profesores, Dr. Vieta, y del cuerpo médico docente de la misma, la invitación que el Gobierno del Estado y los elementos docentes de la Facultad de Medicina de Yucatán le hicieron para asistir a la inauguración del flamante edificio.

El especialista visitante hizo una larga exposición sobre la función de los profesores y de las escuelas universitarias, donde, dijo, se funden, modelan y acrisolan los sentimientos que han de plasmar la orientación definitiva del profesionista, en beneficio de la sociedad. Agregó que es necesario que se vuelva al culto del espíritu, para lo cual la Universidad y sus escuelas tienen que dar ese servicio y los profesores cumplir esa tarea. Habló luego de las condiciones esenciales de un auténtico profesor, altruismo, idealismo,don de justicia y espíritu de sacrificio, merced a lo cual la Universidad se convierte en un centro de honor y decencia.

El Dr. Castellanos expresó su optimismo en que el Sr. Marentes Miranda hará fecundar la incipiente semilla puesta en sus manos, lo cual es de primordial importancia para la Universidad yucateca. Agregó que las clases obrera, burócrata y profesionista tienen puesta su confianza en que el nuevo gobernante conducirá a Yucatán hacia una situación nueva y bienhechora y de la Escuela de Medicina se convertirá en un foco de cultura.

Por último, el discursante pidió que bendiga a México y particularmente, a Yucatán.

La ceremonia fue amenizada por la Orquesta Típica ‘Yukalpetén’.

El nuevo edificio tiene, en la parte baja, los laboratorios de Anatomía, Patología, Fisiología y Química Médica; una Sala de Conferencias, con lunetario, bálcony y elegante escenario, estilo cinematográfico, con cupo para unas 200 personas; una sala anexa, para que el conferenciante se prepare o descanse en un intermedio de su disertación; el auditorio, el salón de archivo, la biblioteca, una sala de exhibición, sala de controles, la Conserjería y cuatro aulas. En el segundo piso, el edificio cuenta con la Dirección y la Secretaría, 8 aulas más; una Aula Magna, con cupo para 100 alumnos; otra de exámenes profesionales, con cupo de 40, servicios sanitarios, una sala intitulada Colegio Médico, donde las sociedades científicas pueden celebrar sus sesiones; la Dirección de la Escuela de Enfermería, sita en el mismo edificio, una sala para exámenes profesionales de esta última escuela y el cuarto del conserje. De las 12 aulas en total, 8 serán para la Facultad de Medicina y las restantes para la Escuela de Enermería.

En el costado norte del edificio hay una amplia plazoleta para el establecimiento de coches y en el lado sur, la piscina, un edificio para bombeo de agua, un pequeño jardín y el campo de tenis y básquetbol.

El local, además, tiene absolutas condiciones de higiene y ventilación. con vergeles en el costado oriente. La vasta obra, con un frente total de más de 200 metros, tuvo un costo de $1.404,053.91, según se informó oficialmente: fue iniciada en julio de 1948 y terminada bajo el gobierno interino del Lic. Esquivel Medina.

Según opinión de la mayoría de los funcionarios visitantes, el moderno edificio de la Facultad de Medicina es uno de los más amplios y mejores de los de su clase en todo el país. – F. E. R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: