Alania & Arquitectura

Alania escribe de Arquitectura

[1964] El WTC y las torres gemelas de Nueva York

leave a comment »

Publicado el 23 de febrero de 1964 en el Diario de Yucatán

De la Vida Neoyorquina

Dos Torres Más Altas que el Empire State

Por Myriam Luz

imagen11

...ocho pisos más altas que el famoso Empire State Building...

NUEVA YORK.- Nueva York acaba de anunciar otro de sus espectaculares proyectos: la Construcción de un Centro de Comercio Mundial, el más grande y ambicioso que el hombre haya conocido. Sus dos estructuras principales, dos torres gemelas de 110 pisos de altura cada una (8 pisos más que el Empire State Building) serán los edificios más altos del mundo. Igualmente, varios de los 230 ascensores que tendrá el Centro, con una velocidad superior a 500 metros por minuto, serán los más rápidos del globo.

Más extraordinaria aún será su eficiencia, pues centralizará en un solo lugar todas las oficinas y dependencias, oficiales y privadas, que manejan la compleja operación del mercado internacional y que están hoy distribuidos en toda la ciudad con la consecuente pérdida de tiempo y aumento de costos. Funcionarán en el Centro: las aduanas, el departamento de comercio, oficinas comerciales de consulados, departamentos extranjeros de instituciones bancarias, grandes salas para exhibiciones de mercadería nacionales y extranjeras, cámaras de comercio, un Centro de Información y un Instituto de Comercio Exterior, e inclusive un hotel con 250 habitaciones.

De la gran plaza, bellamente decorada con fuentes y árboles, y bordeadas por una serie de edificios de seis o siete pisos, se levantan las dos imponentes torres mencionadas.

El área que soportará el Centro está hoy totalmente cubiera de edificios. Más de 300 negocios grandes y chicos, de los que depende la subsistencia directa de unas 30,000 personas, tendrán que echarse abajo, lo mismo que costosos edificios de oficinas. La reubicación de estas empresas, que han protestado públicamente ante el Gobernador y el Alcalde, será tambien costosa e implica la solución de delicados problemas personales.

Por otro lado, Nueva York necesita el Centro. Nueva York y New Jersey, cuyos muelles se extienden al otro lado del Hudson. Se calcula que en este sector, una de cada cuatro personas en los dos Estados, deriva su subsistencia directa o indirectamente de la actividad portuaria. Estos intereses oficiales están consolidados en la Autoridad del Puerto, proponente y ejecutora del proyecto del Centro.

Se calcula que el costo del Centro ascenderá a 350 millones de dólares. De ellos, unos 200 se irán en salarios para los obreros de la construcción. Las obras se comenzarían a principios de 1965, para terminarse alrededor de 1970.

La cuestión del tráfico urbano es muy compleja. Unas 50,000 personas trabajarán en el Centro; 80,000 lo visitarán diariamente durante los días de semana. ¡Y esto dentro de una de las áreas de mayor congestión humana de Manhattan!.

La Autoridad Portuaria es dueña de los sistemas de transportes de la ciudad, así como también de los túneles ferroviarios subterráneos que unen a Nueva York con New Jersey por debajo del Río Hudson. Ambiciosos proyectos existen en estos momentos para modernizar y ampliar el servicio de los túneles. Como resultado tendrán una tercera parte más de la capacidad que poseen hoy. Nada así, sin embargo, existe para el “subway” neoyorquino de cuya modernización se ha venido hablando por tanto tiempo. Nada más que hablando. Prácticamente, todas estas líneas subterráneas convergen en el sitio del Centro. Para los automóviles se ampliarán tres de las avenidas limítrofes y se proveerá estacionamiento para 1,600 vehículos, camiones en su gran mayoría, que traerán mercancías para revisión aduanera o exhibición.

El Centro de Información coon personal multilingüe tendrá facilidades para dar toda clase de datos relacionados con el comercio internacional. Y el Instituto de Comercio Exterior, que también funcionará dentro del Centro, aparte de servir de vehículo para la instrucción, estudio y promoción del comercio entre las naciones, dispondrá de grandes facilidades para celebrar conferencias y congresos. Alrededor de la plaza y dentro de las distintas estructuras, cualquier país o empresa extranjera podrá alquilar áreas para exhibiciones permanentes o temporales, oficiales o privadas. Difícilmente puede pensarse en una vitrina más apropiada.

Importantes innovaciones en el diseño estructural -las paredes exteriores de los edificios soportarán las cargas verticales, eliminando la necesidad de columnas ineriores- han hecho posible la máxima utilización de espacio interior, con reducciones en los costos que hacían, hasta hace muy poco, antieconómica la construcción de edificios tan altos como el Empire State. Existe apenas la maqueta del Centro; sin embargo, esas maquetas aquí tienen la marcada tendencia de convertirse en realidades. Los problemas que se confrontan son enormes. Una razón más, en esta parcela del Tío Sam, para hallarles pronta y efectiva solución, cueste lo que cueste.

Myriam Luz

(Servicio de la American Literary Agency especial para el DIARIO DE YUCATÁN)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: