Cine | Convocatoria: Cine y Movilidad

Captura de pantalla 2018-07-09 18.35.26

Nuestros ojos son la cámara del mundo.

La Muestra Internacional Cine y Movilidad surge en el marco del Foro Mundial de la Bicicleta que es el evento global más importante a favor de la bicicleta, que anualmente es diseñado, organizado y producido por los ciudadanos aliados de la movilidad sustentable de cada ciudad sede.

CONVOCATORIA-CIMOV.jpg

La Muestra Internacional Cine y Movilidad convoca a la comunidad internacional a participar en su segundo concurso de producción audiovisual.

captura-de-pantalla-2018-07-09-18-37-35.png

Con el propósito de brindar un espacio de expresión y difusión que impulse la participación activa de la ciudadanía en la transformación positiva de la cultura y educación sobre movilidad sustentable en las ciudades. 

captura-de-pantalla-2018-07-09-18-39-35-e1531179624948.png

El propósito de la Muestra Internacional Cine y Movilidad es lanzar anualmente la convocatoria y realizar una selección de piezas que se proyectarán en espacios y eventos relacionados con la movilidad a nivel nacional, además de mantener los vínculos con el Foro Mundial de la Bicicleta, proyectándose en cada una de las ciudades donde se realice.

Categorías:

  • CINEMINUTO (máximo 60 segundos)
  • CORTOMETRAJE (máximo 30 minutos)
  • MEDIOMETRAJE (máximo 60 minutos)

Convocatoria completa en Cine y Movilidad.

Convocatoria abierta hasta el 15 de agosto de 2018. 

 

 

Anuncios

[1930] El Salón Pathé inaugura su equipo sonoro

1930-08-30-cine-sonoro-2-e1531170911162.jpg

A Mérida llegó el cine sonoro entre finales de la década de 1920 e inicios de 1930, tal como la publicación Cine Sonoro* permite conocer.

Anoche inauguró el Salón “Pathé” su moderno equipo sonoro
Publicado el domingo 28 de septiembre de 1930. en: Cine Sonoro. Órgano de los cines “Montejo”, “Rívoli”, “Alcázar”, “Allende” y “Pathé”.

Al fin, después de una concienzuda y cuidadosa instalación anoche fueron inaugurados los magníficos aparatos conque ha sido equipado el Salón “Pathé” para proyectar películas sonoro-parlantes. El referido equipo pertenece a la renombrada marca “Pacent” y es igual a los instalados en los mejores Cines de la Capital de la República. Tiene aparatos de Movietone para exhibir películas con el sonido fotografiado, y de Vitáfono para proyectar las del sistema de discos, y además viene dotado con una moderna pantalla especial sonora y extra-luminosa, que da una proyección maravillosa y un sonido sumamente claro y perfecto.

Para evitar que el público siga siendo engañado, la empresa del Salón “Pathé” hace constar y está dispuesta a comprobar, que su equipo sonoro “Pacent” es el mejor, el más costoso y el único verdaderamente moderno que existe no solamente en Mérida, sino en toda la Península de Yucatán y en el Sureste de la República, por reunir no sólo el primitivo sistema vitafónico para exhibir películas con discos (que usan los demás cines de Mérida), sino también el modernismo del Movietone, que proyecta películas con el sonido grabado en la misma cinta y que es el que actualmente priva en todas las salas cinematográficas de Estados Unidos, al extremo de que muy pronto todas las casas productoras únicamente harán películas sonoras por este último procedimiento.

Algunas empresas hacen alarde de que tienen los mejores equipos sonoros en Mérida pero nosotros estamos dispuestos a comprobarles que el instalado en el Salón “PATHÉ” es que el ocupa el primer lugar, el más costoso y el único que reúne todos los adelantes alcanzados en esta clase de aparatos.


*Cine sonoro (1930), está disponible en el Centro de Apoyo a la investigación Histórica de Yucatán (CAIHY), cuyo catálogo puede consultarse de manera virtual a través de la Biblioteca Yucatanense.

Tecnología | Zootopia

Zootopia_concept_map

¿Cómo creas una ciudad ficticia, fantástica de la nada? Con el uso de Esri City Engine se lo logró y Brandon Jarratt, uno de los directores técnicos de Walt Disney Animation Studios expone cómo la misma tecnología SIG que se emplea para diseñar ciudades inteligentes fue usada para crear los fascinantes distritos Zootopia, ganadora como mejor película de animación en la entrega de premios Oscar de 2017.

o_ebAhQYRLszP8Mzn4AQCsR7ah3K5msA

Se necesitaban una ciudad diseñada por completo, con sus calles, zonas residenciales y comerciales y algunos hitos urbanos, todo esto empleando diseño por SIG, pero el reto más importante en su creación consistía en que debía realizarse con un equipo reducido y debía ser rápido.
El diseño inició con un mapa, con la localización de cada uno de los distritos que integraban la ciudad, los cuales debían conectarse de manera orgánica y debía haber edificios en ellos. Por lo que el siguiente paso consistió en crear múltiples capas en el plano para cada uno de los distritos y el resto se alimentó en City Engine.

Los seis hábitats y cuatro diferentes climas en Zootopia requerían emplear un diseño para los entornos que en ellos se conformaban, pero sobre todo, en una comunidad en la que conviven animales de tantas diferentes tallas la escala fue muy importante para lograr la compatibilidad entre estos espacios, de tal manera que se emplearon proporciones animales para lograrlo, además, una paleta de colores ayudó a diferenciar cada hábitat.

Documental | El patio de mi casa (2016)

images (1)

Oscar Hagerman, arquitecto y diseñador, ha sido profesor de arquitectura y diseño en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
El conocimiento de las culturas indígenas y rurales juega un papel importante en sus diseños ya que combina la estética de la tradición con la tecnología contemporánea. Su trabajo incluye el desarrollo de casas, escuelas, centros sociales y hoteles ecoturísticos.
En 2007 el arquitecto Hagerman fue honrado con el premio Prince Claus Award por los Países Bajos respecto al tema “Cultura y conflicto”, del que se hizo acreedor por su acercamiento comprometido con la arquitectura y el diseño en comunidades indígenas en la búsqueda de reducir la brecha entre el diseño y las necesidades de las personas.

Carlos Hagerman dirige este documental que refleja momentos íntimos de la vida del arquitecto del mismo apellido y su esposa, en el que se hace énfasis en las posibilidades de transformación de la vida de otras personas a través del diseño.

patio

Sinopsis

IMCINE. ¿Cómo se prepara uno para la muerte de sus padres? Carlos Hagerman se enfrenta a esta pregunta mientras elabora un retrato amoroso de Doris y Oscar, sus padres. Este documental aborda el trabajo al que la pareja dedicó su vida: impulsando oportunidades educativas en comunidades indígenas y rurales en México. El resultado es una película sobre las posibilidades de transformar la vida de las personas a través de la idea de seguir enseñando y aprendiendo.

Filminlatino. Un esperanzador retrato de México donde encontramos la posibilidad de transformar la vida de otros creando puentes entre distintas realidades. Oscar Hagerman es un arquitecto que lleva una vida diseñando soluciones para hacer una casa digna, bonita y barata. La maestra Dora, su esposa, se ha dedicado a buscar cuál es la mejor manera de aprender a enseñar. Este es el amoroso retrato de una pareja que lleva trabajando junta toda la vida. Sin embargo, ahora es el momento de pasar la estafeta a Enedino e Isabel, dos jóvenes que van a recibir esta herencia de experiencia y conocimiento.

still_2_3_790x398

El patio de mi casa
Guión: Carlos Hagerman, Martha Sosa
Dirección: Carlos Hagerman
Producción: La Sombra del Guayabo, S.A. de C. V.
Año: 2016
Reparto: Oscar Hagerman, Dora María Ruiz Galindo, Enedino Díaz, Isabel Hernández

Ve la película completa en Youtube aquí.
Ve la película completa en iTunes aquí.

Arq Film Festival 2018 | 4a edición

ARQF.jpg

La Competencia Internacional de Cine-Arquitectura de Santiago de Chile en su cuarta edición se denomina “La Ciudad es…”y  se realizará en octubre de 2018
El Arquitectura Film Festival Santiago invita a ver, sentir y pensar sobre las ciudades y sus personajes a través de filmes, charlas, coloquios, workshops, instalaciones y eventos urbanos, durante cuatro días, en Barrio Lastarria.

Material para participar: obras audiovisuales (cortos y largometrajes).
Tema: el ambiente urbano y la arquitectura de edificios o ciudades.
Categorías: documental, ficción, experimental y registro de arquitectura.
Fecha límite de entrega: 20 de julio de 2018.
Premios: Los ganadores recibirán el galardón del festival, un certificado de la organización y serán seleccionados para ser exhibidos en otro festival de cine y arquitectura que se realicen en el período 2018-2020, en cualquier lugar del mundo.
Jurado: Arquitecta y gestora cultural Pola Mora (ArchDaly) // Documentalista Tiziana Panizza (Cartas Visuales, 2005-2011; Tierra en Movimiento, 2014; y Tierra Sola, 2017) // Directora de la revista LaFuga.cl Carolina Urrutia (2Un Cine Centrífugo: Ficciones Chilenas 2005-2010”).

Para consultar las bases visita: Arq Film Festival.

Espacio habitacional y género en el cine mexicano

grafica-rev-E-01-MAU-GARCESMB
Publicidad en la revista “La familia”.

 

Mauricio Garcés, ¿femenino?
Por: Mónica A. Maorenzic Benedito
[fragmento]

El cine mexicano, al menos hasta mediados del siglo XX, codifica las diferencias de género -entre otras cosas- con la ocupación diferenciada de los espacios en que se desarrolla la vida cotidiana. Las mujeres suelen quedar confinadas al espacio doméstico, mientras que los hombres se asocian con la vida exterior, la amplitud de espacio, las alturas, el traslado, la ingesta de alcohol y los espacios de poder y de espacio físico intelectual.
En este esquema, es notable la ausencia de los personajes masculinos del espacio habitacional. La recámara, la cama, el espejo, el baño y la cocina son espacios simbolizados como femeninos, por lo que al personaje masculino típico prácticamente no lo veremos durmiendo, bañándose, vistiéndose o arreglándose. Es frecuente, en cambio, ver a los personajes masculinos tras un escritorio y rodeados de libros, aunque en la trama no se implique que realizan una labor intelectual. Sólo el hombre “débil”, aquel que adquiere “cualidades femeninas” (generosidad, sacrificio, intuición, etcétera), ocupará espacios “femeninos” como la cocina. A ellos los vemos en la cama sólo si están enfermos o heridos.

Fuente: Maorenzic Benedito, Mónica A. (2016). “Mauricio Garcés, ¿femenino?” en Miradas al cine mexicano Vol. 2. Secretaría de Cultura, IMCINE: Ciudad de México. pp. 17-39.

 

 

 

 

Los cines antiguos en la ciudad de México

Captura-de-pantalla-2013-05-08-a-las-16.18.35

Canal Once (del Instituto Politécnico Nacional) presenta a través del programa ‘La ciudad de México en el tiempo’ un panorama urbano de la capital mexicana que se encuentra en constante transformación:

La Ciudad de México en el tiempo es una propuesta para admirar la enorme riqueza arquitectónica y urbanística en distintos momentos de su historia.

Uno de los temas recurrentes es el del cine, desde las salas antiguas hasta las locaciones empleadas y el imaginario de la Ciudad de México a través de la cinematografíca. El tema de ‘Los cines antiguos de la ciudad de México’ se presenta en este canal en dos partes:

PARTE 1.
La primera función cinematográfica de la Ciudad de México obtuvo lugar en el Castillo de Chapultepec en Agosto de 1896, con Porfirio Díaz como principal espectador. Y a partir de ese momento el cine es una realidad cotidiana en la capital. Rodrigo Hidalgo nos lleva a hacer un recorrido por algunos de los más importantes cines antiguos de la ciudad: el Salón Rojo (primer cine en forma de la Ciudad de México), el Cine Ópera, Cine Encanto, Trans-Lux Prado, Bella Época, El Plaza, Metropólitan, Real Cinema, El Cine Teresa, El Cine Chino, El Continental, entre otros.

PARTE 2. Presenta la historia de los establecimientos más antiguos dedicados a proyectar películas. Un capítulo de la era dorada de la industria cinematográfica en México.

Documental | Taste of cement (2017)

‘Taste of cement’ es el retrato de unos trabajadores en el exilio. Un encuentro empático con personas que han perdido su pasado y su futuro mientras se encuentran atrapados en el presente. 

Título original: Taste of Cement.
Año: 2017.
Duración: 85 min.
País: Líbano Líbano
Dirección: Ziad Kalthoum
Coproducción: Líbano-Alemania-Siria-Qatar-Emiratos Árabes.
Premios: Adelaide Film Festival 2017 (best documentary), Camden International Film Festival 2017 (best documentary feature) y Nyson Vision du Réel 2017 (International feature film competition).
Sinopsis: En Beirut, obreros sirios construyen un rascacielos al mismo tiempo que sus propias casas, en su país, están siendo destrozadas. Los trabajadores están encerrados en la zona del edificio, no pueden salir hasta después de las 19:00. El gobierno libanés ha impuesto toques de queda para los refugiados. Su único contacto con el mundo exterior es a través de un agujero por el que escalan por la mañana para empezar un nuevo día de trabajo. Lejos de su tierra, se reúnen alrededor de un televisor para escuchar las noticias sobre Siria. Atormentados por la angustia y la ansiedad, sufriendo la privación de lo más básico, mantienen la esperanza de que su vida mejore.


Con información de Film Affinity y Taste of Cement.

Del cine sonoro en México por Hiram García Borja

curve industry photography vintage
Photo by Pietro Jeng on Pexels.com

El cine que es lenguaje se empieza a oír al final de los veintes. A lo visual se agrega el audio y entonces se inicia el largo camino de perfeccionamiento de las importantes técnicas audiovisuales de comunicación.

El sonido que se homologa a la imagen en movimiento, constituye un factor de síntesis y una nueva dimensión de la expresión cinematográfica. La posibilidad de sustituir el letrero explicativo por el diálogo, y así acudir a un modo más natural de entendimiento entre los actores, en beneficio de la mejor comprensión de la acción por el público; de prescindir de la mímica exagerada con la ayuda de la palabra oída; de poder dar un mayor realismo a los sucedidos en la pantalla por medio de los ruidos incidentales, y de seleccionar una música adecuada que no queda ya al arbitrio y estado de ánimo y aptitudes del pianista en turno, son logros todos ellos que corresponden a quienes hacen realidad el cine sonoro.

Así, narración, diálogo, efectos especiales y música, son elementos con los que juega la narrativa cinematográfica contemporánea. El descubrimiento de su manejo autónomo o coordinado, permite a los grandes cineastas de ayer y de hoy, presentar estilos y problemas de valor universal.

Hiram García Borja

Fuente: Reyes de la Maza, Luis. (1973). El cine sonoro en México. México: UNAM.

El paisaje urbano, por Wim Wenders

No soy arquitecto ni urbanista. Si estoy cualificado para hablar del “paisaje desde el punto de vista de las imágenes” como director, es porque he sido viajero, porque he vivido y trabajado en diferentes ciudades del mundo y porque he colocado mi cámara ante muchos paisajes, urbanos en su mayor parte, pero también ante desiertos.
Wim Wenders*

El cine es arte urbano. Ha nacido y florecido con las grandes ciudades del mundo desde finales del siglo XIX. Las películas han asistido a su desarrollo:  desde las ciudades más tranquilas, hasta las densas megaciudades. Los filmes han presenciado su destrucción durante guerras, han visto alzarse rascacielos, han visto alzarse rascacielos, han contemplado guetos, han visto cómo los ricos se enriquecían y los pobres eran cada vez más pobres. Son el espejo de la ciudad y de sus habitantes. Son los documentos históricos de nuestro tiempo. El séptimo arte, como se ha dado en llamar, es capaz, como ningún otro, de alcanzar la esencia de las urbes, capturar la atmósfera y las corrientes de su tiempo, y de expresar los temores, esperanzas y deseos de las masas. Pero las películas también son ocio, y el ocio es la necesidad urbana por excelencia. De ahí es fácil ver cómo ciudad y cine están estrechamente ligados: las ciudades generan cine y pertenece a la ciudad y la refleja. […]

Una calle, la fachada de una casa, una montaña, un puente o un río no constituyen un mero «fondo». Tienen una historia, una «personalidad», una identidad que merece ser tomada en serio. Asimismo el encuadre influye en los personajes, creando un estado de ánimo, un tiempo, una emoción. Pueden ser feos o hermosos, jóvenes o ancianos. Pero están obviamente «presentes», e incluso para un actor eso es todo lo que cuenta. En los últimos años he trabajado en Australia y he tenido la suerte de conocer un poco a los aborígenes. Fue asombroso aprender que para ellos cada accidente del paisaje encarna una figura de un pasado mítico. Cada colina, cada roca tiene un «relato» que guarda relación con el «tiempo de sueño». Eso me recordó que, siendo niño, yo también abrigaba creencias similares. Un árbol no era sólo un árbol, sino también un fantasma, y las formas de las casas eran como las formas de los rostros. Había casas serias, casas siniestras y casas amistosas. Un río podría ser pavoroso, pero también tranquilizador. Las calles tenían personalidad. Evitaba algunas y otras se convertían en una grata compañía. Las montañas y las formas del horizonte eran definiciones de cierto anhelo o nostalgia, y recuerdo vívidamente mi temor hacia una gran roca situada en el bosque, conocida como «la mujer sentada». Para un niño, los paisajes rurales y urbanos evocan emociones, vínculos, ideas, relatos. Tendemos a olvidarlo cuando creemos. Creo que básicamente aprendemos a protegernos del conocimiento que adquirimos durante nuestra infancia, cuando vivíamos más apegados a esa percepción, y cuando lo que veíamos definía nuestro sentido del «yo» y del «hogar».

Al hablar de aquella roca, recuerdo otra. Durante un tiempo viví en Nueva York, en un apartamento frente a Central Park. Al salir del edificio había una enorme roca negra erguida en el límite del parque. Sus colores variaban en función del tiempo. Era el tipo de roca granítica con que se había levantado toda la ciudad. Y cada vez que la miraba, sentía como me orientaba, Era mucho más antigua que la ciudad. Era sólida. De un modo singular me imbuía de confianza porque me sentía unido a ella. Recuerdo que una vez le sonreí, como si se tratara de un amigo. Me daba paz, me tranquilizaba. La ciudad en que vivo ahora está construida de arena, arena blanca, y a cada instante es posible ver un poco de ella por aquí y por allá, aunque sólo sea en las obras. Esa arena también me aporta una sensación de conexión y de seguridad. Me dice dónde estoy. Evidentemente, los edificios también lo hacen, pero de otro modo.

Berlín es una ciudad muy peculiar porque resultó muy dañada durante la guerra y porque la división de la ciudad continuó esa destrucción. Berlín tiene muchos espacios vacíos. Puedes ver casas flanqueadas por enormes huecos, porque la casa vecina fue destruida y aún no se ha reconstruido. Esos muros desolados se conocen como Brandmauern, (cortafuegos) y apenas existen en otras ciudades. Esos espacios vacíos parecen heridas, y me gusta la ciudad por sus heridas. Muestran su historia mejor que cualquier libro o documento histórico. Cuando rodé “El cielo sobre Berlín”, me di cuenta de que buscaba esos espacios vacíos, esa tierra de nadie. Sentía que la ciudad se definía mejor en los espacios vacíos que en los llenos. […]

Las ciudades no cuentan historias. Pero pueden contar la historia. Las ciudades pueden mostrar y exhibir su historia; pueden hacerla visible u ocultarla. Pueden abrirnos los ojos, como las películas, o cerrarlos. Pueden maltratarnos o alimentar nuestra imaginación.


Fuente: Hellmann, Claudia. (2010). Ciudades de cine. Barcelona: Océano. 192 pp.

*Guionista, productor, actor y director de cine alemán.